Aprender música puede convertirse en algo muy creativo y divertido. En este caso, utilizaremos una actividad  para realizar con los niños en la que trabajaremos conceptos matemáticos de medidas. Además repasaremos los colores y sus mezclas. Y, junto a todo eso, trabajaremos el sonido de diversas notas musicales. Es una divertida manera de aprender estos conceptos presentados de una forma diferente que la hace más amena y entretenida. Es ideal para trabajar en pequeño grupo.

Qué necesitamos

  • Vasos de cristal (debe de estar supervisada por los adultos, ya que los niños podrían romperlos y hacerse daño),
  • Agua
  • Colorante alimentario
  • Una cuchara

Cómo prepararla

En primer lugar les pedimos a los niños que llenen los vasos con agua. Les explicamos que cada vaso debe tener una cantidad diferente, de más a menos. Podemos utilizar tantos vasos como colores de colorante tengamos a mano. Una vez llenos los vasos con diferentes cantidades cada uno de ellos, les pedimos que  añadan unas gotas de colorante a cada uno. Después lo removerán para que con la cuchara para que el agua se tiña de color. Podemos pedirles que cuenten las gotas, así repasamos los números. Podemos hacerlo de dos maneras. La primera es dar un número concreto de gotas, y que ellos cuenten hasta que las completen.  La segunda es dejar que ellos decidan las gotas que quieren poner según el color que quieran obtener, en cuyo caso igualmente deben contarlas.

Cómo aprender música con los vasos de colores

Una vez los vasos están listos con el agua coloreada, pasamos a descubrir los sonidos que se producen si los golpeamos suavemente con el extremo de la cuchara metálica (para que los niños golpeen con suavidad es muy importante que sea supervisada por el adulto). Observamos que cada vaso suena de modo diferente, y explicamos que las notas musicales suenan de modo diferente al igual que lo hacen los sonidos que salen de los vasos.

A partir de este punto de la actividad podéis dirigirla y acabarla de diversos modos. El objetivo principal es trabajar la educación musical.  Pero es una actividad muy adaptable, por lo que se puede realizar un experimento sobre el color mezclando el agua de vasos distintos para ver que colores se obtienen. Podéis seguir trabajando los conceptos  matemáticos sobre cantidades  (más/menos/igual)  pidiéndoles a los niños que trasvasen agua de unos vasos a otros, con lo que también obtendréis colores distintos. Podéis realizar un trabajo de iniciación a la ciencia planteando una hipótesis sobre el material del vaso… ¿Y si no fuera de vidrio?, y a partir de ahí hablar sobre el aprovechamiento de diferentes materiales como vidrio, plástico, madera, etc.  Y, si tenéis aptitudes musicales, podéis intentar tocar una pequeña melodía, aunque debéis de haberla preparado con antelación.  Sería un estupendo broche final para tan estupenda actividad educativa.

WeCreativez WhatsApp Support
¡Servicio al cliente!
¡Estamos para servirle!